Argentina Espacial

Breve Reseña

La idea de Argentina como país poseedor de tecnología espacial tiene sus orígenes a fines de los años 40 cuando un grupo de especialistas argentinos y extranjeros liderados por el Ing. Teófilo Tabanera fundó la primer organización de Latinoamérica dedicada al tema espacial; la Sociedad Argentina Interplanetaria. Tabanera y los miembros de la SAI lograron darle a Argentina un lugar en el mundo en los comienzos de la actividad espacial.

Teofilo Tabanera (Extremo derecho) durante el Congreso Internacional de la Federacion Internacional de Astronautica en 1952 en Stuttgart, Alemania. Junto a el (izq. a der.) se encuentran la Dra. Sanger-Bredt, el Prof. Hermann Oberth, Dr. Eugen Sanger, Dr. Frederic Durant y Arthur C. Clarke.

Seguidamente el Dr. Aldo Armando Cocca sentó las bases de derecho espacial en el mundo y la doctrina que él propuso junto con la SAI se convirtió en doctrina de derecho cuando las Naciones Unidas adoptaron su propuesta de declarar la Luna, planetas y cuerpos celestes como patrimonio común de la humanidad.
Por esos años la recién creada CNIE (Comisión Nacional de Investigaciones Espaciales, cuyo primer presidente fue Tabanera), junto con el IIAE (Instituto de Investigaciones Aeronáuticas y Espaciales dependiente de la Fuerza Aérea Argentina) en Córdoba diseñaban y construían los primeros cohetes argentinos que surcaban el cielo y obtenían experiencia espacial en esta difícil técnica, siendo el primer país de Latinoamérica en lograrlo.

En los años 70 la Argentina, a través del cohete sonda Castor elevaba cargas útiles a más de 500 kilómetros de altura llevando experimentos nacionales y extranjeros al espacio en vuelos suborbitales. A modo de referencia la Estación Espacial Internacional se encuentra orbitando la Tierra a una altura de 354 Km.

“ Capacidades existentes para la fabricación de cohetes en la planta de Falda del Carmen antes de 1990”.

Lamentablemente por las deficientes políticas de los diversos gobiernos argentinos, su inoperancia, su falta de interés en el desarrollo nacional, su miopía y su falta de visión, la Argentina perdió su capacidad aeronáutica y espacial tan duramente conseguida. El punto llegó a su nivel mas bajo a principios de los ’90 cuando se canceló el Proyecto Condor,se desmanteló las instalaciones de Falda del Carmen, se cerró el IIAE, se cedió la Fabrica Militar de Aviones a una empresa extranjera, se disolvió la CNIE,etc.

A cambio de esto, el gobierno existente en ese momento creó la CONAE, una agencia espacial que a pesar de tener un importante presupuesto hasta ahora no se ha interesado verdaderamente por el acceso al espacio, y que lamentablemente le ha dado la espalda a la tecnología de lanzadores sólidos, que la Argentina poseía. Muchísimos especialistas en sistemas espaciales debieron irse al extranjero, o sobrevivir con proyectos que no tenían nada que ver con la educación y experiencia que poseían, mientras que muchas personas sin experiencia ni conocimiento alguno en temas espaciales eran los encargados de conducir la agencia nacional.

 

 

© Copyright Pablo de León and Associates 2012